NO es estimulación temprana, debería ser estimulación OPORTUNA!

Durante muchos años se vendieron planes de Estimulación temprana a los padres de familia que estaban convencidos de que allí encontrarían el secreto de la felicidad infantil. El tiempo no siempre les dio la razón. En efecto, lo que se concibió como “Estimulación temprana” resultó ser una “estimulación prematura”.  Esperábamos niños y niñas exitosos y tuvimos niños ansiosos, reactivos, que requerían demasiada atención por parte de educadores y cuidadores. No caigamos en este error.

Lo que se concibió como “Estimulación temprana” resultó ser una “estimulación prematura. No podemos caer en ese error”.

Bajo el título de “temprano” se implantaron una serie de actividades encaminadas a acelerar la respuesta de los niños frente a situaciones que podrían o no corresponder con sus estadíos de desarrollo físico o mental. Juegos de ensamblar que se entregaban a niños que apenas consolidan la motricidad gruesa. Clases de ballet para menores que recién se ponen de pie. Melodías sinfónicas para bebés que se están habituando a sus propias habilidades linguísticas. Todas estas acciones que, lejos de estimular a los niños y niñas, terminaban por generar ansiedad, cansancio, hipervigilancia y frustración.

La estimulación temprana, debe ser ante todo oportuna, es decir, acorde al desarrollo y maduración habilidades cognitivas, emocionales y físicas que resultan fundamentales para el correcto funcionamiento biopsicosocial, como son: el lenguaje, la memoria, la percepción, el sentido espacial, la motricidad y el razonamiento. Ahí se inscriben los enfoques educativos contemporáneos que ajustan sus metodologías y técnicas a cada etapa del desarrollo:

Si estás en casa con tus hijos menores de 7 años, ajusta las actividades según las etapas del desarrollo y realiza actividades de:

Actividad de centración con adición de elementos complementarios.

Centración: En estas actividades hay un eje en torno al cual se integran elementos periféricos. Por ejemplo, el hecho de pintar una casa, permite adicionar otros dibujos del paisaje, las personas, los animales,as edificaciones y ver las relaciones entre ellos. Es pertinente que los niños presenten en voz alta sus elaboraciones para incentivar la integración de elementos.

Reversibilidad: Enseñar que hay operaciones que se pueden echar hacia atrás. El ejercicio es trasvasar un líquido en diferentes tipos de vasos. De manera que se observe cómo cambia el nivel del líquido según el tamaño del vaso, pero sigue siendo la misma cantidad. Puede hacerlo con granos (fríjol, arroz e incluso arena) en diferentes contenedores.

Actividad de transformación por combinación de colores

Transformaciones: Entrenar en el entendimiento de los cambios de la materia. La actividad ideal es observar El descongelamiento de un cubo de hielo y su posterior ebullición. También puede hacer esta actividad con plastilina para ver cómo cambia la materia con los diferentes movimientos.

Empatía: Sentir intensamente las emociones que experimentan otras personas. La herramienta privilegiada es la lectura de cuentos que permiten que los niños, en el juego de roles, puedan entender y vivenciar las emociones de los diferentes personajes. Esta actividad es ideal si usted complementa la lectura con marionetas, títeres o con dibujos asociados a los personajes.

Si tiene alguna pregunta sobre los temas que desarrollo escríbame. Prometo responder sus dudas y acompañarlos en este proceso.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .